martes, mayo 12, 2009

Poema escrito al desayuno (09.73)



Desde el rincón de los recuerdos, rescato una vieja servilleta amarillenta, escrita con una tinta azul descolorida, descubro un poemilla de esos que nacían de pronto ,Poesía de mis 18 años El de los días previos al once, (del 09.73) en ese hotel de Llolleo, Desayuno tempranero y solitario en el gran comedor, donde aún sentía que mi vocación iba hacia la pintura, estudiaba Licenciatura en Artes Plásticas en la U de Chile en Chillán, estaba “relegado” por mi familia en San Antonio, escapando de la inacción, de las constantes “Tomas”, de la imposibilidad de estudiar, Fui uno mas que vivió esos días inciertos, donde la “política” se hacia en las calles, los sindicatos y las Universidades.. Donde debías tomar partido junto al MIR o a Patria y Libertad.. No existían términos medios..
Fue en esos días que conocí al concretero Reyes, el hermano pinganilla del Ingeniero a cargo de las obras del Molo Sur de San Antonio, en Barrancas..

Fue en eso días solitarios, con los recuerdos vivos de los viajes de Colegio, de vacaciones del 72”, de mis correrías sureñas tras los paisajes que se transformaban año a año en los campos de Valdivia, los ires y venires entre Santiago, Chillán y Cabrero, que descubrí que escribir mis vivencias era un buen ejercicio para la memoria y el alma.
De esos años es este escrito, que nació una mañana al desayuno, escrito en una servilleta mientras la joven desconocida miraba desde el otro extremo del comedor.. Nunca supe su nombre.. Sin embargo, Su mirada profunda me recordaba Valparaíso, Playa Ancha, los paisajes Valdivianos, Niebla y el Río Calle Calle.. Ella, mi musa de ese entonces aún existe, está mas presente que nunca… Sin Embargo :
Hace unos años mis relatos tenían mucho de Naif , vean http://fishflounder.blogspot.com/2005/09/atrapado-por-el-tiempo-ido-y-perdido.html
A ella este poema:







"Solo ante copa vacía, pienso
Pienso en lo que piensas, mirándome..."

Miradas vacilantes intermitentes , insinuantes..
También cercanas...
Esas que no dejan huellas,
Solo un húmedo resplandor en las copas vacías,
con tintes rojizos de vinos tintos y rosados
de uvas maceradas en tinajas añejas
similares a las de la casa del campo,
aquella que recuerdo de la infancia
con olores a madera quemada y cayana caliente,
con olor a campo nuestro, pan amasado y aliños de

cazuelas de la trilla en verano...
Solo ante copa vacía , pienso en tus
Miradas insinuantes de moza ardiente y silente...

"Pienso en lo que piensas mirándome..."
Emilio 2009.-

1 comentario:

Lentes de Allende dijo...

Caballero ud es genial, creo que es del tipo de gente que enaltece nuestro mundo... claro, un poeta, que mejor calificativo. Pucha yo justo con todo este rollo de aquel pasado y ud me sale con ese relato de una mañana del 73, disculpe mi patudez pero creo que deberiamos hablar... Solo eso, buena onda y me encanta su blog