jueves, mayo 21, 2009

Florencia (1990)

Los derechos de autor, son valores inmateriales y universales que en esta etapa de mi vida (Perdón por ser tan autoreferente) tienen mucha importancia. Esto dicho a modo de prólogo, pués no se hasta que punto llegará esta historia...

Hace poco leía a Ampuero, nuestro compatriota escritor, en su último libro plantea la teoría de una paternidad de Neruda..Genial¡¡¡.. Es lo único que faltaba, nuestro vate, el Nobel chileno, mi modelo a seguír.. Padre.. Que tal??Provoca toda clase de especulaciones, ideas y se le afilan los colmillos a los que en algún momento remoto, compartieron con Neruda.. Hace tiempo lo desmistifiqué, o traté de hacerlo en un escrito que relataba mi encuentro cercano con el poeta, en Isla Negra, una noche del 73", con el concretero Reyes como anfitrión del jardín de la casa, en su condición de "pariente" lejano (Reyes, al fin y al cabo).. En busca del trago faltante de esa noche de carrete..A mis 18 no sabía que el "primo" lejano del Reyes tenía escondido , y ahora descubro que Ampuero jamáz lo conoció..En algún lugar de este blog, escribí acerca de ese encuentro cercano..(Les dejo la tarea de descubrirlo)..

Pero lo que motiva este relato, no tiene que ver con Neruda o Ampuero, tiene que ver con Florencia..

y re-escribo lo que veo de mi viejo cuaderno, de hace 19 años..

09.04.1990.-

Hoy no fuí a tu cumpleaños, no lo lamentarás porque igual eres felíz, la torta no la degusté como tú ni tus invitados, los gritos de alegría no me llegaron, pero no importa, ni quiero que te entristescas, además no me conoces y a tus 10 años no lo comprenderias. Que te puede importar un hombre de ya 35, canoso y barbón??Si tan solo supieses que me liga a tí, sería diferente.

Pero quizás nunca sepas que te amé sin conocerte, que sentí tus latidos en el vientre de tu madre amada, que te ví crecer lejos sin ver tu pequeño rostro, imaginandote, que con el pasar de los años te olvidé en tu estado y te imaginé niño o niña creciendo.. Hoy no apagué una vela de tus diez, pero te recordé, y la alegría infantíl que te rodeó me llegó de otra forma, en la imagen de tu madre, ansiosa y orgullosa.Quizás no asista nunca a tu cumpleaños, quizás nunca me veas o escuches, pero sabrás que alguién existe, que te ama como se aman los niños, que ese cariño invisible nace de un gran sentimiento, algo que tú niña no entenderías ahora, algo que ni yo entiendo, pero que existe. Cuando mires los ojos profundos de tú mami y preguntes que es amor, ella quizás calle y su mirada se pierda, te abrazará y con un beso dirá... No se, cualquier cosa, pero ese instante mágico en que la vista se nubla y el corazón palpita rapido, ese instante fugáz , bastará y no necesitaras una respuesta, porque sentirás que el calor de su cuerpo al protegerte y la suavidad de sus labios al besarte, te responderán sin palabras y sabrás...Hoy no fuí a tu cumpleaños, pero en la distancia mi saludo te llegará, y en mi campo, felíz de alegría y esperanzas una nueva flor brotará. Florencia.-.--


En un drámatico atardecer, de esos que no se olvidan por lo largos , pero que hacen que la reflexión llegue mas temprano que tarde, los protagonistas de esta historia, viven los remordimientos de esa ausencia...

No hay comentarios.: