viernes, mayo 08, 2009

24 horas... No es suficiente.



Un espacio de tiempo medido en minutos, segundos y fracciones de luz...Pueden ser apenas unas pocas palabras las que marcan la diferencia entre un buen recuerdo y otro malo..Ayer corría por la carretera cercana a mi pueblo, apretando a fondo el acelerador de mi viejo Subaru, exprimiendo a 140 los 1800 cms3, con las 4000 rpm"s entrando ruidosos por la ventanilla, con el viento enfriando la angustia de llevar a mi amigo herido, con mi polera ensangrentada estrujando el brazo mutilado de Luis, tratando de calmar su dolor a gritos y tratando de contener mis miedos aferrando con fuerza el volante.. Fueron 10 o doce minutos angustiosos antes de cruzar las puertas de la Sala de Emergencias del Hospital...Luego la sensación de alivio tras la calma del médico de turno, diciendo que la gravedad pasaría..Mas tarde, volver al lugar del accidente, ordenar, limpiar la sangre del piso y las paredes, continuar con el trabajo recién empezado..Fué apenas un par de horas que cambiaron la historia de ese día..Sin embargo pareció un tremendo espacio de tiempo, enorme en imagenes, figuras,personas,ruidos y sensaciones..

Mas tarde, revisár el correo, actuar, moverse entre la gente cercana, arrullár al minino callejero acogido como la mascota de turno, sentír que el cansancio adormece los musculos...Bebér el saldo del licor diario, fumar el último pitillo...Actuar, actuar..

Y la noche que llega implacable, con su oscuridad sinuosa, mediocre de nubes otoñales, de luces titilantes en la bahía cercana, de ruidos que se cuelan a través de las rendijas y de las ventanas semi-abiertas..

Cerrar los ojos es solo un acto rutinario, las imagenes van y vienen y cada vez se hace claridad que hace que el insomnio reine hasta mas allá de la hora ...Y de pronto amanece..

Y nuevamente el tiempo, la hora, los minutos y segundos marcan el nuevo día..


Hoy el paisaje no varía, mientras preparo mi bitacora frente al PC, escucho las noticias frente al café, corriendo en contra del implacable tic-tac del reloj.. Es la rutina diaria de apagár luces, saludar al gato, sacar el auto, recibír el pan, regar el jardín y comentar lo pasado ayer.. Luego ver el saldo de la cuenta, revisar el correo, mirar el facebook y borrar los historiales..

Son los momentos que rebobino lo pasado y que planifico el destino (el mío) y sueño...

No siempre resulta, hoy por ejemplo fué diferente..

La reunion de 1/2 día con mi amigo Pablo, cambió el resto del día, el viaje a Valpo. será mañana, luego a través de la Pantalla leo lo importante, mas tarde, en una fría cabina, distante y impersonal, escucho la voz que no ha cambiado en años y descubro que la vida nos da sorpresas y que el destino es implacable...

Pero eso es otra historia, demasiado profunda para en unos pocos minutos de tecleo , muy larga para unas pocas frases, muy hermosa para mi pobreza de lenguaje, solo comprensible para quien la interpreta en el secreto mundo de los que aman de verdad y muy humana para quienes esperan de este espacio virtual una receta para trascender..

24 horas no son suficientes..

1 comentario:

MANE dijo...

Que voz tan importante será esa?
para decir que una voz no cambia con los años debe haber marcado tu vida a fuego ....