martes, septiembre 04, 2007

Un saludo a mi Padre



La base moral de cada persona en este mundo, es sustentada por los valores que la Familia y la Sociedad y especialmente desde nuestros padres , quienes nos inculcan a través de los años, La formación académica e intelectual que se nutre con las vivencias desde el kinder hasta el fín de nuestros dias. Pero lo que realmente marca y te hace trascendente, es el amor filial.
La familia es el pilar fundamental de toda cultura.

Al final de nuestros dias, después de la vida física, solo queda el recuerdo de nuestro paso por el mundo. Uno puede ser recordado por sus acciones, pero lo trascendente es la huella indeleble de una mirada amorosa, de una sonrisa o de un abrazo fraterno.

Hoy, casi al final de la vida de quien me dio la vida, lo saludo con orgullo, con la última lagrima auténtica, esa que corre cada vez mas lenta por mi cansado rostro, producto de la desilusión y la pena, le rindo este homenaje sencillo y quizás tardío, pero sincero y con todo el amor que se le puede brindar a un gran hombre...Mi Padre.

No hay comentarios.: