viernes, octubre 22, 2010

Conectado con mis sueños de poesia

Han sido dias intensos, subir y bajar de transportes modernos, mirar y recorrer los paisajes de mi entorno, entrar y salir de alfombradas oficinas, de coctel en coctel recibiendo las sonrisas y apretados abrazos de personas conocidas y desconocidas hasta ayer, de idiomas diferentes y miradas inquisidoras, Sentír a ratos la admiración de legos y la crítica de entendidos, someterse a rutinas y protocolos, poesia mas poesia de un lugar a otro, dejando una estela de palabras, sentimientos y nostalgia...
Mis caminos recorridos y recorridos por ansiosas miradas, orgullo oculto y el ego alto cuando el paisaje provoca la admiración de otras almas sensibles y la busqueda incesante de la inspiración para atesorar en los recuerdos, las semillas de futuros escritos.
He estado ausente de este blog con mi mirada perdida en el futuro, recogiendo experiencias para el legado permanente, He odiado, amado y destruido muros imaginarios, he comprendido con la mirada la palabra desconocida dicha con una sonrisa y mi gesto de impaciencia.
He estado cerca de la felicidad esquiva, también del rubor de un roce intencionado, he sentido los espiritus inquietos y la frustración. He vivido la mueca de dolor del prisionero, he visto la sangre derramada en otras latitudes, he luchado junto al guerrero místico y he sentido la caricia de las balas junto a la piel morena y los petalos suaves de una rosa..
Ya no temo a la muerte sorpresiva, la he visto de cerca en cien palabras, no le temo al exilio relatado en un verso, no muero en el silencio de la tristeza que arrastra la noche, no muero con la despedida.
Me conecto a los sueños de poesia.
Ya naceran con los cánticos de mis hermanos mapuches, ya llegaran con el apretado abrazo de mis pares, ya brotaran desde el fondo de los vasos, de las risas, de las continuas miradas..
Poesias, solo poesias que atesoro para que germinen entre los niños, para que sus sonidos interpreten el alma del poeta, para acallar las injusticias y derrotar la cobardía del silencio.
Mi busqueda acabó, he encontrado el camino de la mano de mil manos, he terminado con mis dudas, las dejé en el camino, las arrojé por la ventana, se esfumaron con el viento de mis costas, con la brisa de la campiña entre los cactus, en la oscuridad de las chinchillas, en los polvorientos caminos de Canela, en las verdes cañadas de Quilimari, en la brisa de mi playa vileña..
Y derrote los microfonos y los telones cayeron sin pausa, y mi voz se hizo clara cuando desde el fondo la mirada de un niño se cruzó con mis versos, cuando sentí la mano amiga que me hablo en otro idioma, cuando olvide el desdén del gesto.
Fueron dias de poesia pura, incluyentes, transversales, monoliticas y potentes, plenas de sabiduria.
Y estoy conectado con mis sueños hasta el cansancio, amaneciendo de las pesadillas de la página en blanco, despertando con ansias cada vez mas cerca del presente.
Ahora inicio el viaje a los recuerdos, en busca de mis musas perdidas, tras el unicornio que perdió el Silvio, tras el murmullo acuoso de los rios valdivianos, tras las empinadas escaleras de mi Valparaiso querido, buscando la huella de las noches insomnes y de las palabras mil veces repetidas en los recovecos del tiempo perdido.
Viaje que interrumpí hace dias para caminar por los caminos mil veces recorridos de mi tierra cercana, de la mano de amigos de lejanas tierras, unidos por un común destino.
Gente que no olvidaré, que quedaron marcadas a fuego en mis recuerdos, y en unas simples fotos desde un añejo celular.
Es mi homenaje a los Poetas del Mundo, a Luis Arias y su bella esposa colombina, así la llamo por su ternura, a Lu y David a Feliciano del Perú, Luciano, la Vivi y al amigo de Isla Negra, Asis vecino de Neruda. A Colombia, a Brasil a Perú.
A los que olvidé su nombre, pues fueron mas cercanos, tanto que solo les recuerdo por sus manos amables, por sus sonrisas francas y por la paciencia. Me siento honrado de sentír que fuí por unos dias su amigo.
Pronto vendrán las fotos desde otros lugares, los correos, los tiempos de espera y el olvido. Pero hoy estoy conectado con mis sueños de poesia.
También el saludo a Titin Molina "El grande", a los "Rokhianos", amigos del maestro, venidos desde Norte y Sur en su homenaje, en fín, a todos quienes compartimos el sueño de los poetas. Gracias...
Ahora vuelvo a mis musas perdidas, al hogar amado, al tecito con la Wilma y la Isa, a la sabiduría de Yako Serrano a la serena voz de Samuel.. Vuelvo a mi amado Los Vilos, conectado con mis sueños de poesia.
Luis Emilio.-

1 comentario:

Anónimo dijo...

Bienvenido a este azul que se inagura.
Mi cariño desde siempre.
Wilma.