viernes, agosto 19, 2005

Los Vilos, for ever...


Los Vilos, desde la parte alta del Santuario, un dìa sin viento, despues de una noche de lluvia ligera, noche inspiradora, noche de poesia... El resultado pudo ser algo como lo escrito hace un tiempo :

Unas horas antes del amanecer:


El mar a lo lejos resuena antes de la lluvia
no sabes lluvia cuanto deseo que llegues ¡
Quizàs tù repicar silencie mi noche insomne.

Lluvia que no llegas a acallar mi espìritu
siento tù humedad esta noche de ruidos
de estrellas silenciosas tras las nubes grises
de luna escondidad a medio brillar.
Noche lenta de nostalgia y pena.

Donde te has quedado lluvia?

Quizàs no quieres apagar el fuego
que esta noche quema mi alma en pena.

Y tù mar que no descansas, mar ruidoso.

Como quisiera correr hacia el dìa
cansarme de caminar nocturno
para calmar el clamor apasionado
del recuerdo de mi amada ausente.

Mar azul de antes de la lluvia
espumoso de agitadas olas
Noche oscura de impacientes nubes
compañeros nocturnos de mi alma en pena.

Pena silenciosa, compañera dolorosa
Pena insonora y ardiente
de las que no callan por ser tan dolorosas.

Pena de no estàr contigo
mi amada nocturna de antes de la lluvia...


Hasta la pròxima...

1 comentario:

MANE dijo...

verdaderamente cautivador,te transporta a ese lugar ,a pesar de no sentirme a gusto con la lluvía,pero te emociona igual,soy de sol ,flores ,de tonos verdes y coloridos,un abrazo ,en día de temporal por estos lados.MANE.