martes, marzo 19, 2013

La clave perdida

El año de las perdidas, de los desencuentros, de las sorpresas este 2013. También el de recuperar claves, principal y fundamental la de este blog, de lo contrario pasarían al olvido el centenar de viajes, los miles de kilómetros recorridos tras el volante y la adrenalina envasada en mis manos secas de apretar tensiones en las salas de espera de hospitales, en las gasolineras observando números que alocados se disparan hasta el full en letras rojas, también llené los contenedores de emociones, donde almacené sonrisas, lágrimas y decepciones que colmaron el blanco de mis canas...En fin .. Fue un año alejado de este blog que espero repletar de nombres, imágenes y sobre todo amor.
A mi familia cercana, mi esposa que con su lucha me inspira a seguir  a mis hijos que emprenden rumbos al futuro, a mis amigos, a la musa invisible que se personifica en la mirada celeste, en mis paisajes terrenos que con colores iluminan mis paisajes internos...
A todos ellos, mis palabras y una poesía..

Renacer

Desde las tinieblas, 
desde roquerios grises

oscuros senderos amortajados
de siluetas encorvadas
de olvidos voluntarios
Renacer
 desde saludos hipócritas
de sonrisas falsas.
Renacer
y mirar al frente
sin nostalgias amargas
sin ataduras...
Renacer
Sin rencores
entre alocados sueños
de amaneceres húmedos...
En fin
Ver la esquiva quimera
escondida en el regazo
azul del mar
y en la mirada limpia
de quien ama
y , luego,
renacer...

lesc.2013




1 comentario:

Emilio Castro Sepúlveda dijo...

Extrañamente simulé un comentario. mejor dicho una anécdota... UNA PELUCA RUBIA SOBRE UNA CABEZA CALVA???...Apenas una simulada salida de noche y con consecuencias...nOS Pillaron...(lES CUENTO LA PROX. SEMANA..¡¡