jueves, julio 01, 2010

La Serena , caminatas de otoño


Recupero los archivos escritos de madrugada en el hostal, antes del black out mental producto del cansancio y la cena solitaria.. De mañana junto a la pareja de jovenes españoles al desayuno, conversando el café y huevos revueltos ,recordando las caminatas burocráticas la política reciente y pasada , las historias de inmigrantes, nuestros origenes comunes. Comento con especial afecto la sonora protesta frente a una conocida tienda, donde por esas "confabulaciones cósmicas" me convierto en testigo-reportero por un rato de las luchas sindicales de Pamela L. ,Dirigente trabajadora de Valparaiso, instantánea amiga.

Después repaso algunos escritos dispersos:
Una de mis amigas diría,que estoy loco, agregaría que debo calmar las "pasiones" Y además, con un gesto y un deseado beso: "Calmate, deja pasar un tiempo"
Otro justifica su ausencia, declarandose enfermo, otra, " que me falta un papel".. Todos justifican el dar el paso. Todos ignoran esta inpronta..
Yo no les escucho, no les hago caso, no me arrepiento...
Ningunean mi blog, mis emails, mis poesias entredichas..
No valoran la acertiva mirada, lo dicho entrelineas, la historia.
Pero no importa.
Lo consecuente es estar nuevamente donde el "Guatón", con un mozo distinto, sin el anfitrión y con un grupo de cirscunspectas sras, que no responden a los saludos y forman parte de las nuevas abuelas de Mayo, Junio de La Serena...
Señoras preocupadas de la parrillada, de los celulares de sus carteras llenas de curiosidades, del espejito que de vez en cuando toman con disimulo para retocar el maquillaje..

Otro día cualquiera:

Caminatas, terminales de buses, relajo en un asiento de bus, dormir, duermo, sueño..

El celular no para, y una de esas llamadas la respondo con demasiadas dudas.. La lucha entre el cansancio, el estar acurrucado con la chica, la calidéz de la las sabanas limpias y aromatizadas con el detergente de turno, el caminar solitario por la calle principal hacia la terminal en busca del bus que me llevará a nuevos destinos... Mi pc ináctivo.. Amanecer de Santiago cosmopolita, desayuno de viajero.. La rubia con su hijo, llegados desde el Valle (De Elqui), el minero de bajada", el madrugador del Banco, con su bufanda café claro.. Todos medios somnolientos a la espera del siguiente bus a disimiles destinos..
Camino hacia la estación de trenes cercana, el Metrotren incomodo, riguidas butacas españolas, frios vidrios empañados..
Una lucha de 2 horas tratando de mantenerse despierto entre el sube y baja de obreros, oficinistas y empleadas de supermercados.. Estudiantes y banqueros mezclados.-
Destino equivocado, bajo en una estación terminal y comprendo que mi ansiedad de nuevo me jugó una mala pasada.. San Fernando no es mi destino..
Un café servido en vaso plástico y una marraqueta engordada con perniles".. Algo de Mayo-nesa en la fría mañana..
Luego caminar 4 cuadras hasta otra terminal siguiendo mi ruta hacia Curico..
Se me hacen frecuentes los viajes, Hace unos meses fuí de "Voluntario" a socorrer o mejor dicho intentar ayudar a los afectados por esa catástrofe del 27.02.. Hoy voy en ayuda de mi hermana pequeña, la que nació después de un choque aquel 19.11 del 74"..-
Esa es otra historia...

Mudanzas... De eso se trata.

Esta noche de regreso en casa, después de subír y bajar 20 mil veces la escala del departamento nuevo, de recorrer sube y baja de buses y estár desconectado de este blog por varios dias..Descanso a medias en Stgo..

Contando una vez mas esas historias infantiles a mi vieja a la hora del almuerzo de comida del lider, recordando desde un cuarto piso junto al movimiento de una nueva réplica, los terremotos.. Nunca olvidé los concejos de mi vieja añosa, "Sujetate de este arbolito, pues tiene raices, y la tierra no se abre".. A mis cinco años viví sus palabras y el terremoto del 60".. En Curacautin...

Ahora , justo antes del sueño .De regreso en casa, mientras la chica me llama pidiendo bajar el volumen de la tele"..

Regreso a mi querido blog.-

Para Uds. con cariño.-

Luis Emilio Sepúlveda Castro..






No hay comentarios.: