viernes, septiembre 19, 2008

Viajo a mostrar mis zapatos nuevos, papá...



En un rato mas, veré las líneas blancas de la carretera, monotonas y fugaces durante el trayecto a Santiago, desde mi pueblo Los Vilos, es especial porque seguro encontraré al paso de las ciudades entremedio, muchos huasos, curaditos y gente que busca las fondas y los lugares donde celebramos nuestras fiestas patrias.. Iré con cuidado, la carga que transporto es invaluable, el objetivo de mi viaje es trascendente..Mañana 20 mi padre estará rodeado de sus hijos y familia..Yo Estaré frente a su tumba sonriendo, con mis zapatos nuevos y de la mano de quienes lo amaron...

Honrare apenas un rato su memoria, luego emprenderé el regreso satisfecho.Es mi deber...Y es permanente.

Es por ello que, justo antes de partír cumplo con agradecer a mis amigos, a quienes de un modo u otro supieron que este día es importante. Agradezco a quienes formaron parte de mis vivencias, por ejemplo recuerdo cercano a David, con quien caminamos hoy en la mañana en la busqueda de un lenguado en la playa mas linda de Chile, Ñague, cercana a Los Vilos, de arenas blancas, rodeada de farellones vejetales, nalcas y arenales, donde hace mucho vivieron tribus mollenses y diaguitas, recolectores costeros, cerca de donde caminó y pastó el Mastodonte, guanacos y caballos primitivos, donde hoy familias de alcurnia descansan en sus fastuosas casas, alhajadas y alejadas del mundanal ruido...
Hoy disfruté mi último asado dieciochero mirando la parada, hoy levanté mi animo con un mariscal vileño y respondí los saludos de la gente de mi pueblo en la Pampilla...

Ahora también recuerdo a la musa que inspira mis escritos, la que sueña con un encuentro literario y camina apegada a los versos nacidos en un trasnoche cualquiera, y enamorada de una sonrisa..

Todos ellos son parte del tributo que hoy brindo a mi padre y que mañana o mas rato pasarán por frente a la pantalla de sus recuerdos con un suspiro alado y dirán.. Aquí está Luchito..
Nos vemos el Lunes 22.-
Nota: mis posteos no llevan acentos, por la traducción.

1 comentario:

MANE dijo...

Es especial la conexión Padre-Hijo.
Es hermoso leer tus relatos y sentir que la presencia de él esta ahí.
Ah esa musa inspiradora le recomiendo que debe sentirse alagada de que la hagas participe del momento especial descrito en tus lineas.
Un abrazo
MANE.