viernes, marzo 19, 2010

Arriba Chile¡¡¡


Renace cada año, silenciosa . Blanca como la nieve permanente de nuestras montañas, es su pureza la que irradia esa luz que hace que las esperanzas tengan sentido. Cuando me abruman los acontecimientos y me sumerjo en la tristeza, en la ausencia, con solo levantár la mirada la encuentro frente a mí, es por un momento en este espacio...La pagina en blanco, reiterativa rrecurrente y pedante, queda a un lado y doy vuelta la página.
Son muchas las imagenes que se agolpan después del viaje a Iloca, son demasiadas las sensaciones percibidas en unos pocos dias de destrucción. He visto la desolación después del tsunami, he masticado el polvo y la tierra sureña después del terremoto..Siento que mi presencia fué pequeña, se necesitan muchas manos, fortaleza y amor para levantar ese pueblo masacrado por la naturaleza, sin embargo llevo el recuerdo del abrazo de Mercedes, y la mirada de Rebeca Maripangui, de sangre mapuche , mujer de pescador esforzado, también traigo un poco de arena negra de Duao, recogida entre los escombros de la caleta.Viví también la convivencia espontanea de la cocina comunitaria de nuestro refugio, compartí con personas que conocí hace muchos años en circunstancias similares a mi llegada a Los Vilos, disfrute la conversación amena del Titín y la sobria sabiduría de Don Juan... En fín, esos recuerdos imborrables de la solidaridad entre nuestros hermanos sureños y los jovenes y adultos voluntarios, que trabajamos unidos llevando un poco de ayuda ante tanta adversidad..
Esta flor que renace cada año, anticipando el otoño, llevando luz y claridad a mi entorno, simboliza el renacer constante, el ciclo permanente de vida que nos inspira a seguír adelante.
El orgullo de habitar esta patria, lo llevo bajo la piel y camino sonriente entre los escombros.. Saldremos adelante.
Arriba Chile¡¡¡

1 comentario:

MANE dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.