viernes, mayo 16, 2008

Adios Don Mariano...



Tenía la intención de publicar una poesia, quizás una canción o una optimista narración del día a día, pueblerino, secundario y no tan importante, esas historias que no llenan las primeras planas, sino que uno leé después, en calma y... Reflexiona.

Pero una vez mas me toca el destino de los que se van sin anuncio, la sensación de que las últimas palabras, frases o bromas con personas que conocemos y apreciamos, son una suerte de despedida...Me pasa continuamente, o será que ahora pienso dos o mas veces al iniciar un diálogo o una conversación.. : ¿ Como has estado?, ¿Que es de tú vida?...¿Como está la salud?...

Poco a poco uno se acerca a la soledad y al ostrascismo, cada vez mas me cuesta compartír con las personas mayores y vecinos...

Lo último fué hace como tres dias o cuatro, una vez mas acúdo caminando al kiosko de la esquina, al Kiosko de la mamá del Mao, el marido de la Puppy, la Sra. de Don Mariano...

Y he llegado tarde, ahora no podré bromear con Don Mariano... El pescador, el dirigente, el padre, el esposo, el abuelo...Se ha ido... Se fué para siempre...

Las intenciones de publicar una poesia se transforman en un epitafio... Hasta siempre Don Mariano...

Así es la vida, contínua y mental. Análitica, pasajera...

Aún no logro dar el pesame al Mao, aún no logro entendér la fugáz sensación de tristeza al recordár a mi padre, aún no entiendo la levedad de la lagrima que derramé con solo recordar la última conversación con el padre del amigo...

Pero es la vida y la muerte que está a cada instante recordandonos nuestra fragilidad, nuestra humanidad, nuestra permanente zozobra en el espacio que habitamos.-

Una vez mas termino este relato, con el adios a un amigo. A una persona que hace unos pocos dias sonreía y bromeaba.. Es tarea de otros hablar de sus cualidades y deféctos, de su familia, de sus hijos, de lo que hizo en vida...

Yo solo le digo adios, hasta siempre Don Mariano.-

No hay comentarios.: