viernes, noviembre 17, 2006


La diferencia entre escribír y hacer periodismo (Y pseudo-periodismo) es enorme, el periodista debe estudiar varios años en la Universidad, debe tener vocación, debe ser valiente y honesto. La mayoría de los periodistas son arriesgados y consecuentes de acuerdo a sus capacidades, algunos se foguean en la guerra, el arte o la TV. Otros en la radio y en la web.
Otros, desgraciadamente, la mayoría, pululan de un medio a otro, tratando de destacar con alguna crónica o entrevista, buscando noticias en los deportes, la farándula o la política, cumpliendo la noble labor de mostrar la realidad y muchas veces la distorsionada realidad de acuerdo al color partidario o ideológico de quien escribe..
Entonces, concuerdo con algunos, que existen categorias de periodistas, buenos, malos y mediocres.
También entre los que escriben existen categorias, : narradores, poetas, anti-poetas y escritores. Buenos, malos y mediocres... También los que están en la constante busqueda de palabras y lenguajes narrativos diferentes, los que experimentan con frases y palabras en torno a corrientes filosóficas o políticas... Otros, esta vez los menos, son los que destacan por su riqueza narrativa, los premiados y tocados por la varita mágica del talento , que pocas veces son descubiertos por los busca-talentos de las editoriales o de medios que hacen de los narradores una fuente de lucro.
Lo que acabo de escribír, es a propósito de un comentario de un amigo periodista, que confunde la labor del periodista con la del narrador o poeta.
La fuente inspiración de todo periodista, sin duda es la realidad, la de un poeta también, pero adornada o convertida en musas y ficciones, donde la imaginación y la memoria son las protagonistas, donde las palabras y sentimientos se confunden con colores y descripciones que puedan tocar el alma...
Se de periodistas que han buscado en su profesión su sistema de vida, pero que por vocación son escritores... También se de poetas, que hacen del periodismo la base de su sustento...
Lo mío es...escribír.
Desgraciadamente, para algunos periodistas, tengo la mala suerte de entrecruzar la realidad noticiosa con actos de la vida cotidiana, desgraciadamente he vivido etapas de la historia nuestra que han marcado mis recuerdos y no tengo otra forma de narrar.
Es por esto y todo lo escrito en este blog desde hace mas de un año, que reivindico este oficio de escribír, sin dependér de ideologías y en absoluta libertad...
Nos vemos.-

No hay comentarios.: