sábado, febrero 04, 2006

Mucha agua ...





No se cuanto ha pasado desde el ultimo escrito, lo que amenaza la memoria desbordante a colapsar en olvidos trascendentes, irrecuperables y permanentes, lo que lamentarian mis amigos y especialmente la familia de lectores que (Sorpresa) aumenta, gracias a la magia de la comunicaciòn y la fuerza de la belleza de nuestra tierra, que sin duda contribuye a decorar estos relatos de mis viajes y vivencias ... Las promesas son deudas, y desde aquì recuerdo con alegrìa los gratos momentos pasados en la " Casalexis", el entorno maravilloso que ha creado mi amigo Alexis en Mantagua, fruto del necesario e imborrable recuerdo de su esposa Pilar (QEPD), la que tempranamente abandonò esta tierra, dejando su voz y risa rebotar en los rincones de los diferentes niveles de y rincones de la alba construcciòn, la que ha crecido con la ayuda de ·Huguito", el fiel cuidador, jardinero, albañil y carpintero , y las habiles manos de Alexis, que moldean el yeso y suavisan las vetas de la madera noble inscrustada entre piedras y arcilla de la zona, proyectando la magica figura de una especie de castillo medieval, con reminiscencias arquitectonicas gaudianas y con el sello infantil y "Tolkiano" que su imaginaciòn le imprime...Gracias Alexis por haber permitido disfrutar de tu entorno y re-encontrarnos con nuestros sueños de juventud, gracias por permitirnos compartìr con Nury (tù pareja) el reinicio de una nueva etapa, suerte en tus planes y cuenta desde ya con admiraciòn y apoyo...

Y tambièn quiero ser consecuente con las "Deudas", las cancelarè sucesivamente, especialmente la familiar, el recuerdo mas afectuoso para mis tios y primos sureños, quienes con la calidez y amor nos han recibido en sus espacios puros y acogedores, transportandome a la infancia, con sus veranos calurosos y trillas a yeguas, a los paseos bajo los pinares y la grata sombra de sus sauces llorones que bordean el rio Itata, a la montaña valdiviana, ùnica en los alrededores de Coelemu, con sus robles centenarios y helechos enormes que crecen junto a los esteros sombrios, tambièn, especialmente a Trini, que con su juventud se proyecta junto a su pareja e hijo a la difusiòn de su entorno, es probable que con una "ayudita" de sus amigos, logren hacer de su campito un buen lugar para vacacionar, avanzan en la restauraciòn de un viejo caseron familiar, con una vista maravillosa al campo, rodeados de araucarias y vegas prodigas de verdor, donde crecen los frutos que alimentaran a quienes, con esfuerzo cultivan esa tierra ancestral de mis años de infancia.

Ha corrido mucha agua bajo los puentes... Tanta que los dias han pasado rapido, hemos tenido elecciones, nueva presidente y muchos vocales de mesa estresados por el domingo correteado (Incluyendo a mi mujer), pocas salidas a pescar, consecuencia de las marejadas que han rrecorrido el litoral, tambièn este verano la visita de mi hermana menor, Paula, esperando a su primer bebè, la Cata" o el Seba", de acuerdo a la ley de las posibilidades, es grato ver a los jovenes y no tan jovenes revitalizar sus sueños en torno a la creaciòn, la maravillosa posibilidad de crear un hijo, es lo que reivindica la vida, la familia...

Por ahora, aprovechando un descanso en este ajetreado verano, en que muchos se "desconectan" absolutamente, viajando, disfrutando del sol o sencillamente durmiendo hasta tarde, yo me detengo para responder a la misteriosa y necesaria labor de escribìr ...Tratarè de explicar las sensaciones que produce el ver un paisaje de bosque-mar en las cercanias de Pichilemu y la busqueda de carnada para la pesca del lenguado, en lugares en que este "arte" (desde mi punto de vista) es casi desconocido a exepciòn de algunos, como el "Nino", personaje famoso en Pichilemu, por esta habilidad, que con esfuerzo ha logrado comprar un Jeep, para rrecorrer las extensas playas en busca del ansiado pez, una de ellas Pangal, pasado el puente en Cahuil, camino a Bucalemu, lugares en que se funden los bosques de pinos, plantaciones de trigo y las arenas del Pacifico, donde las tradiciones campesinas conviven con los idiomas extranjeros de los que practican Surf en Punta de Lobos. Para mì fuè dificil, muy dificil pescar un escualido lenguado al final de la playa de Pangal, junto a la red de un pescador artesanal, el ùnico sector menos enbravecido de esa extensa playa, que ese dìa (05.01.06), despuès de las 3 de la tarde, logrè sentìr su picada, leve, suave, como si el pejerrey hubiese topado algùn huiro o un roce con alguna oculta roca,...Bajè la caña, esperanzado, un par de metros de nylon escaparon del carrte abierto, luego levanto suave, hasta sentìr que Si estaba el lenguado al final de la lìnea... Levantè la caña con fuerza, y con no menor resistencia, atraje el lenguado hasta la orilla, un lenguado de poco menos de un kilo...El almuerzo del Sabado, pensè...

Esta es la gracia de los viajes, la mejor compañia es la familia, la esposa o los hijos... Y, por supuesto, la Caña de pescar...

Por hoy, està bien, pronto llegaràn los amigos que el año anterior pasaron unos dias en mi casa (por ellos arrendada) y planificaremos el paseo dominguero, pronto llegaràn los amigos de Sergey, mi amigo de Ucrania, que vive en Buenos Aires y que hoy pasea por la Patagonia, pronto terminaran las noticias que hablan de tragedias, deportes y farandula... Pronto retomarè la inspiraciòn y la memoria.. Hasta luego, amigos...

1 comentario:

rqll6ps90mydo dijo...

While you read this, YOU start to BECOME aware of your surroundings, CERTIAN things that you were not aware of such as the temperature of the room, and sounds may make YOU realize you WANT a real college degree.

Call this number now, (413) 208-3069

Get an unexplained feeling of joy, Make it last longer by getting your COLLEGE DEGREE. Just as sure as the sun is coming up tomorrow, these College Degree's come complete with transcripts, and are VERIFIABLE.

You know THAT Corporate America takes advantage of loopholes in the system. ITS now YOUR turn to take advantage of this specific opportunity, Take a second, Get a BETTER FEELING of joy and a better future BY CALLING this number 24 hours a day.
(413) 208-3069